Juan Rulfo, y la magia del lenguaje de un pueblo

Publicado: junio 2, 2006 en Periodismo

"Los muertos no tienen tiempo ni espacio. No se mueven en el tiempo ni en el espacio. Entonces así como aparecen, se desvanecen. Y dentro de este confuso mundo, se supone que los únicos que regresan a la tierra (es una creencia muy popular) son las ánimas, las ánimas de aquéllos muertos que murieron en pecado". Juan Rulfo al referirse al pueblo muerto de Pedro Páramo.

Por: Ferney Meneses 

La literatura latinoamericana goza de grandes autores que dan testimonio lírico, romántico, realista e inconforme de la riqueza, el sufrimiento, y la lucha de los pueblos del continente, pueblos que han pasado por transformaciones políticas, económicas, ideológicas etc., desde la conquista hasta las distintas revoluciones como la mexicana, pasando por los procesos independentistas de pueblos del cono sur, hasta las corrientes imperialistas y fascistas de nuestros días.

Esa es la magia de la literatura, una magia que se sostiene en la infinita forma de usar el lenguaje. Las palabras flotan en la realidad, la traducen y la construyen. Es la realidad el conjunto de aspectos positivos y negativos que adentran en universos llenos de historias construidas por lo real y lo imaginario.

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno (Juan Rulfo) es fiel representante del magno uso que se le otorga a la palabra, y de cómo representar lo vivido con autenticidad. Este hombre nació un 16 de mayo de 1917 en Sayula, en el Estado de Jalisco-México. Pasó su infancia entre su pueblo natal y San Gabriel, donde realizó sus primeros estudios y pudo contemplar algunos episodios de la sublevación cristera, violento levantamiento opositor a las leyes promulgadas por el presidente Plutarco Elías Calles quien había prohibido las manifestaciones públicas del culto buscando subordinar la Iglesia al Estado.

Rulfo vivió con su abuela en San Gabriel hasta cumplir diez años; durante todo este tiempo ya había leído los libros de la biblioteca parroquial que el sacerdote del pueblo puso al cuidado de su abuela. Luego ingreso en un orfanato donde permaneció cuatro años. Es en este periodo donde la inspiración de Rulfo se enriqueció, pues un tío siempre lo visitaba al internado cada domingo y luego de sacarlo a pasear, lo llevaba al cementerio del pueblo para contarle la historia de familiares y amigos que yacían en el sagrado lugar.

El tío era una especie de escape, una especie de descanso que insertaba al joven Rulfo en un paisaje fantasmal, lleno de ánimas, las mismas animas que estuvieran presentes en la única novela que publicaría años mas adelante: "Pedro Páramo". A los quince años, Rulfo intentó ingresar a la Universidad de Guadalajara, pero un paro estudiantil que duró año y medio, no se lo permitió. Mas adelante en Guadalajara publicó sus primeros textos y poco después se trasladó a la Ciudad de México que se convirtió en su ciudad de residencia.

De nuevo busco ingresar en la universidad, para estudiar en la Facultad de Derecho, pero tal era su mala suerte, que no pasó los exámenes de admisión y se vio obligado a trabajar. Se desempeño en la Secretaria de Gobernación como agente de inmigración, cargo que según él, lo hacía sentir mal ya que hacia las veces de policía buscando y registrando a muchos indocumentados e ilegales. Más tarde fue enviado al Archivo de Migración.

También fue empleado en una compañía que fabricaba llantas de hule, dirigió y coordinó diversos para el Departamento Editorial del Instituto Nacional Indigenista, y fue asesor literario del Centro Mexicano de Escritores. En esta etapa de su vida entró en contacto con gente que hablaba peculiares dialectos en diversas regiones, aspecto fundamental para su fortalecimiento como escritor y empezar a representar su propio universo.

El universo personal de Juan Rulfo es un universo lleno de palabras sencillas pero mágicas en la prosa que componen, un universo invaluable que nació de la experiencia que debió vivir, de las luchas del pueblo donde nació, pero lo mas importante es que el origen fundamental se dio cuando su expresión se fortaleció con el lenguaje que había percibido en su gente, en su pueblo, el lenguaje que había oído de sus mayores.

La formación como escritor no fue formal, sino más bien arbitraria, sin lecturas monotemáticas, sino de cuanta cosa le llegaba a sus manos. Consiguientemente no tuvo una disciplina seria en la búsqueda de algo que le gustara, mas bien todos los contenidos que absorbía se comenzaban a inclinar hacia lo humano, lo rural, el reclamo; todo lo que posteriormente lo encamino a su literatura, muchas veces tildada de poco convencional. Entre la lecturas que Rulfo hacia desde temprana edad se pueden resaltar las obras de Knut Hamsun, escritor noruego cuyas obras reflejan su individualismo y su rechazo a la civilización industrial.

Al referirse a los contenidos de este autor, Juan Rulfo -en entrevista que dio a la revista mexicana "¡Siempre! La cultura en México" (15-VIII-1973)- dijo "Tenía unos catorce o quince años cuando descubrí este autor, quien me impresionó mucho, llevándome a planos antes desconocidos… Quizá por cierta tendencia a buscar precisamente algo nublado, algo matizado, no tan duro y tan cortante como era el ambiente en que uno vivía". Lo duro y lo cortante era el propio sufrimiento que vivió, su orfandad y el asesinato de la mayoría de sus tíos, de amigos de vecinos allá en el pueblo donde creció.

Pero leer las obras de Knut Hamsun (uno de los principales motores del neorromanticismo -movimiento que hizo su aparición entre los siglos XIX y XX) quien se hizo célebre en toda Escandinavia con la novela Hambre (1890) en la cual describe los efectos psicológicos de la hambruna, contribuyo para que Rulfo escribiera sus excelentes obras, que lo posesionaron como uno de los mas valiosos narradores en lengua castellana , no solo por su estilo sobrio, decantando y maravillosamente limpio que usa en su prosa, sino también por la utilización que hace de la magia, la soledad, los recuerdos, el folclor, el hambre, la muerte en sus escritos.

Rulfo comparte con Hamsun muchas preocupaciones sociales, reveladas por el escritor noruego; por ejemplo en las obras En el país de los cuentos (1913) y Bendición de la tierra (1917), Hamsun hace una encendida defensa del ideal del noble campesino y denuncia la decadencia capitalista, aspectos ligados al ambiente que Rulfo transmite en sus escritos. Es así como en 1953 Rulfo publico "El llano en llamas", que incluye diecisiete cuentos narrativos que giran todos entorno a la vida de los campesinos mexicanos.

La pelea desigual de estos campesinos contra las difíciles situaciones como la sequía, la relación con los terratenientes, las supersticiones, son presentadas con mucha autenticidad demostrando un gran impacto sociológico direccionado al análisis de la lucha de clases. En 1955, aparece Pedro Páramo, la única novela que escribió, en la cual aparece Comala como el escenario donde se desatan las pasiones humanas. Comala es el universo personal de Juan Rulfo.

Pedro Páramo no es una novela de lectura fácil, algunos capítulos se cierran de manera total, y a pesar de que muchos piensan que el personaje central es Pedro Páramo. En Realidad es el pueblo. Un pueblo muerto donde no viven nada más que ánimas. Aunque Rulfo se encargó de anunciar la "inminente" publicación de nuevos libros, eso nunca ocurrió. Eso sí, algunos textos suyos seguían apareciendo en publicaciones como la Revista Mexicana de Literatura "¡Siempre! La cultura de México".

La obra de Juan Rulfo es escasa pero de gran calidad narrativa y ha sido también traducida a numerosos idiomas. Sus dos libros le han valido reconocimiento mundial concretado en premios como el Nacional de Letras (1970) y el Príncipe de Asturias de España (1983).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s