Archivos para mayo, 2010

El crecimiento del número de vendedores ambulantes o informales es un problema que la Alcaldía de Popayán aún no ha podido resolver.

Por: Johana Rojas

Con las primeras luces del día, las calles de la Ciudad Blanca se van llenando de vendedores que llegan a instalar sus puestos de trabajo buscando el sustento de sus familias, pero con la preocupación constante de que la policía llegue a decomisarles las mercancías.

“A mí ya me han quitado varias veces de aquí, pero siempre vuelvo porque esta es la única forma de ganarme la vida. La otra vez me quitaron una canasta de durazno,s -dice Anailia Méndez, señalando una de las tres canastas de frutas que tiene a sus pies-, por ahí dicen que la Alcaldía nos va a reubicar en el IDEMA pero allá no cabe todo el mundo”. (más…)

Anuncios

Por: Maryury Bolaños

Desde muy temprano comerciantes, vendedores ambulantes, lustrabotas, y transeúntes, caminan por el “Parque de Caldas”, y junto con ellos, un desfile de obreros con palas, baldes y carretas que dan inicio a las ruidosas obras de adecuación en este tramo.

Las obras que se adelantan en el centro buscan mejorar la estética de la ciudad, pero el sector comercial que gira en torno al “Parque Caldas” ha manifestado su inconformidad ante estos trabajos, debido a que desde su inicio, hace dos años aproximadamente, vienen obstaculizando su labor económica. “Es una obra innecesaria”, afirman muchas de las personas que tienen como sede de trabajo el “Parque de Caldas.

“Desde que cerraron la vía ha disminuido a gran escala nuestro trabajo”, es la única opinión que dan los comerciantes cuando se les pregunta por las obras del parque. (más…)

El Caldas muerto

Publicado: mayo 7, 2010 en Periodismo

Por: Sara García

“¡Ya estoy cansado de que me pregunten cómo me han afectado las obras del Parque Caldas!, es una pregunta estúpida, disculpe la palabra…”, alegó así el vendedor de revistas de la esquina de “Pan Tolima”, que se encuentra justo al lado de las obras de adecuación que desde hace dos años y medio se llevan a cabo.

“Todos sabemos que estas obras nos afectan para la movilidad y además perdemos plata, porque por acá ya no pasa mucha gente,  los que pasan, lo hacen rápido y no se interesan en ver las revistas porque hay mucho tumulto”, agregó, pues realmente pasar por alguna de las esquinas de la plaza central es soportar empujones y multitud.

Un abogado que tiene que pasar todos los días por el parque Caldas se queja de que en Popayán “las obras siempre son así, el problema es que aquí, aparte de que se roban la plata, no contratan buenos obreros, contratan algunos artesanos que no hacen bien el trabajo”, dice mientras  mira con desilusión las obras, que se han demorado e incluso han tenido que ser repetidas en varias ocasiones.  (más…)