¿Cuánto cuesta la vida de un minero?

Publicado: julio 6, 2010 en Periodismo

“La minería de socavones y túneles subterráneos es considerada una de las actividades laborales más peligrosas, después de las tareas que cumplen diariamente las Fuerzas Armadas, con sus acciones de control del orden”.

Por: Maryury Bolaños
Colombia es un país rico en recursos naturales. De hecho, se considera el quinto productor mundial de carbón. Pero desafortunadamente, no está preparado para desarrollar de manera segura y confiable la minería. “Y para la muestra  un botón”, la explosión ocurrida el pasado miércoles en la mina de carbón San Fernando, en la población antioqueña de Amagá, al parecer por una acumulación de gases.

Fueron 71 mineros los que quedaron atrapados, con una mínima esperanza de rescatar con vida, por lo menos, a la mitad. Sin embargo, el gobierno se ha pronunciado, y en un acto de “solidaridad” para con las familias afectadas les ha tendido su mano, como quien quiere enmendar errores a punta de buenas voluntades.
Para nadie es un secreto que la actividad minera creció, exponencialmente, bajo el gobierno de “confianza inversionista y seguridad democrática”, como también que las condiciones de los mineros se quedaron en el tiempo preindustrial, aunque los grandes empresarios promulguen otras cosas, incluso se ha advertido del trabajo de menores en las minas.

Como también es conocido que en noviembre de 2008, una inundación en un túnel de esa mina causó la muerte a 5 personas, mientras que en 1977 perdieron la vida otras 86 a causa de una explosión en otra mina de carbón en Amagá.

Solo en esa localidad de Antioquia hay unas 20 minas legales de carbón y otras 120 ilegales.

Las normas laborales y de seguridad industrial deberían estar a la orden del día para una mina que se presenta como una de las más tecnificadas y modernas de la región. Sin embargo no es así, y afirmaciones como las del propio ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, que revelan la falta de detectores de gas permanente y chimenea de evacuación en el sitio, dejan al descubierto el tipo de normativas bajo las que se rigen empresas como estas, en las que no están en juego las vidas de los empleados sino el aumento de ingresos a los socios capitalistas.

Es triste saber que en este país todo lo pretendan solucionar con dinero, pero ¿cuánto cuesta la vida de una persona, sumado al dolor de su partida y la “impunidad” de su muerte?… tal vez una pensión equivalente a un salario mínimo, como lo estipuló Hernán Castillo, Vicepresidente técnico de la firma. Pues  en Colombia, tal vez, la vida de un minero “legal” sí cueste eso.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s