Juan Manuel Santos, 8 años de “gloria” para Colombia

Publicado: julio 8, 2010 en Periodismo

Mi abuela no tardó en recordarme que el reinato del uribismo durará 8 años más, porque serán 8, no hay que dudarlo.

Por: Guillermo Ordóñez Muñoz

El pueblo se pronunció. Más de 9 millones de colombianos confiaron en la campaña de unidad nacional proclamada por el nuevo Presidente de la República Juan Manuel Santos. La recta final de las elecciones culminó el anterior 20 de junio con un “emotivo” discurso del nuevo mandatario, que con lágrimas, cantos triunfantes, promesas conmovedoras, con un llamado a la unidad entre colombianos y con la comunidad internacional amenizó la noche del domingo.

Juan Manuel, ¡felicitaciones! Todo te salió muy bien, muy bonito. Esa noche, en el Coliseo Cubierto El Campín llovían miles de papelitos de colores blanco y naranja mientras los asistentes vivían una rumba total. Muestras folclóricas como La pollera colorá, el Sanjuanero Huilense, niños con vestuarios típicos, fueron algunas de las particularidades, ganchos televisivos y hasta excusas para que ese día más de uno se tomara un “traguito” así fuera domingo, así se tuviera que madrugar al otro día. Todo por el triunfo de nuestro célebre Juan Manuel.

Mi abuela ese domingo vivió su propio mundial de futbol. Muy temprano en la mañana se puso la camiseta blanca del Partido de la U, ni se despidió, y fue a votar. De vuelta a casa se acomodó en el sofá con su radio en una mano y en la otra el control del televisor. Estaba nerviosa, sin embargo confiaba en su mejor jugador y en el resto del equipo, Sabía que Juan Manuel y Angelino tenían todo planeado, iban a hacer una que otra jugada y al final esperaban salir campeones. Y así fue.

Ya en la noche mientras sonaba La pollera colorá, mi abuela lloraba con las promesas proclamadas por el nuevo mandatario. Me recordó el 5 a 0 de la Selección Colombia frente a la Argentina, esa tarde-noche también sonó La pollera colorá y mientras William Vinasco Ch. cantaba los goles, se me enlagunaban los ojos por la gloria de mi país. Pues ella se sentía igual, en la gloria, campeona, y mi abuela no tardó en recordarme que el reinato del uribismo durará 8 años más, porque serán 8, no hay que dudarlo.

Juan Manuel desde niño quiso ser presidente de Colombia y después de unos cuantos ministerios reinados por el clientelismo, por el intercambio de favores, por los buenos regalos como lo son: las embajadas, las notarias, los contratos y licitaciones, lo logró. Hay que admitir que Santos fue un buen jugador, y que con la complicidad de sus padrinos: Álvaro Uribe, José Obdulio Gaviria, J.J. Rendón, además de sus títeres: Roy Barreras, Rodrigo Rivera, Armando Benedetti, entre otros, le metió un gol a nuestro país y puso a celebrar a los que basan su voto en Álvaro Uribe y en su seguridad democrática, en el lema popular “es que ahora si se puede viajar, el ejército nos cuida, gracias Uribe”, entre ellos doña Inés, mi abuela.

¿No es suficiente? ¿Acaso 9 millones de colombianos NO tienen memoria? Me reuso a creer esta consigna. Sin embargo el 69% del electorado, en su gran mayoría, no quiere recordar los alarmantes grados de corrupción y delitos de Lesa Humanidad que el gobierno anterior, del cual hizo parte determinante el célebre Santos, cometió en 8 años de mandato. Acaso ¿Debemos soportar solo “unos cuantos” falsos positivos más? o tal vez ¿Una cantidad mayor de desplazados en la calle? ¿Unos cuantos pobres más quizá? ¿Debemos soportar uno que otro paseo de los hijos de Santos en un helicóptero de uso exclusivo de nuestras fuerzas militares? Esto lastimosamente es inevitable.

Y Juan Manuel dijo: “Los adoro con toda mi alma, que viva esta patria alegre”, estas fueron las últimas palabras que pronunció en el inolvidable 20 de junio. Inolvidable porque nuestro nuevo presidente pasó a la historia como el mandatario con mayor votación en toda la vida política colombiana, increíble la verdad. Inolvidable porque para algunas madres que tuvieron que recibir a su hijo muerto después de una serie de engaños, esa política de “triunfos militares” seguirá más firme que nunca. Y con ella una serie de políticas absurdamente apoyadas por la mayoría en el Congreso de la República.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s