Un Coma de trece años

Publicado: julio 8, 2010 en Periodismo

Por: Johana Rojas.

Para muchos caucanos las palabras “Nuevo Tambo” no tienen gran significado, pero para los tambeños se volvió un mal chiste y sinónimo de una inversión mal hecha.

En 1997, bajo la Administración de Lucio Muñoz Meneses, Nuevo Tambo prometía convertirse en el primer gran proyecto de vivienda que realizaría el municipio de El Tambo (Cauca) y beneficiaría a 132 familias. Pero luego de comprar el terreno, adecuarlo e iniciar la construcción se hizo necesario un estudio de alcantarillado que arrojó un resultado de inviabilidad.

El proyecto se frenó  por falta de recursos para la construcción de una planta de tratamiento, las casas a medio terminar quedaron abandonadas, y las familias que habían invertido su subsidio de vivienda tenían las escrituras de una casa inexistente.

Con el pasar del tiempo Nuevo Tambo cayó en coma profundo, se convirtió en la prueba fehaciente del despilfarro del dinero público, y en cada contienda electoral comenzaron a aparecer promesas de reactivarlo mientras las casas construidas y el terreno eran consumidos por la maleza.

Todo indicaba que este proyecto quedaría en el olvido, hasta que este año se le hizo una inversión cercana a los 300 millones de pesos con la cual se construyó la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales -“PTAR”- que permite una reactivación inicial, como lo comunicó la Alcaldía Municipal el 13 de mayo a través de su página.

Ahora el gran reto no es solo comenzar la ejecución de los proyectos de vivienda que ayudarán a la reubicación de 60 familias desplazadas que cuentan con subsidios de FONVIVIENDA, porque se debe recordar que existen propietarios que tienen las escrituras de las que serían sus casas hace trece años.

También la ubicación de las viviendas podría no ser conveniente para algunas familias debido a que Nuevo Tambo se localiza en la periferia urbana, se llega allí en diez minutos tomando un autobús ó 25 a pie. Además, solo cuenta con un Centro Educativo de básica primaria y no hay comercio cerca.

Lo anterior implicaría un desplazamiento diario de los jóvenes a la cabecera municipal para asistir a las Instituciones Educativas donde pueden realizar sus estudios de secundaria, y de los adultos para llegar a sus lugares de trabajo o comprar lo necesario para el hogar.

Al parecer la Administración, en su afán de garantizar los derechos de la población desplazada, solo ha considerado la solución de vivienda sin analizar los por menores.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s