Archivos para enero, 2012

A reinventarse para sobrevivir

Publicado: enero 9, 2012 en Educación

Via Scoop.itNews Media

Hay productos que si no se reinventan mueren. Los medios impresos, la televisión abierta y por suscripción se están viendo muy afectados por la convergencia digital.  
Via www.eltiempo.com

Via Scoop.itNews Media

Pascual Serrano. “Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo”. Editorial Península. Madrid. Junio 2009 ISBN 978-84-8307-880-8  Páginas 624 pgs. Precio 25,90€.

La comunicación es como la economía, todos somos conscientes de su importancia pero ningún poder hace nada para educarnos en estas esenciales materias. Por irracional que nos parezca, en la escuela no nos preparan para conocer las claves esenciales de la información, ni cómo elegir los medios mediante los cuales nos informamos, ni formarnos una conciencia crítica frente a la abrumadora cantidad de noticias que recibimos a diario. Al lector que quiera formarse por sí mismo en materia de comunicación le resultará igualmente difícil encontrar obras que le ayuden a desentrañar este mundo.

Se podrá estar de acuerdo o no con el periodista Pascual Serrano, pero lo que es incuestionable es que no sufre de corporativismo. Uno de sus primeros trabajos como periodista fue en el diario ABC. Pronto se dio cuenta que su futuro no pasaba por ser uno más de los trabajadores de la comunicación que copian al dictado. Muy al contrario, el autor se volcó con los incipientes medios de comunicación alternativa –hablamos del año 1994– y, desde ellos, se especializó en desvelarnos aquellos mecanismos periodísticos mediante los cuales, de una manera burda en ocasiones, y otras de una forma mucho más sutil, se va conformando el pensamiento único. Fruto de esta labor publicaba cada mes sus “Perlas”, difundidas en la Web de Rebelion.org y en el periódico Mundo Obrero, en las que comenzó a enseñarnos a comprender el funcionamiento de los medios desde los pequeños ejemplos que recopilaba. Posteriormente esos artículos dieron forma a dos libros, Perlas (2006) y Perlas 2, (2007) publicados en la editorial El Viejo Topo, en los que del catálogo de “patrañas, disparates y trapacerías” podría comenzar a obtenerse una visión general de la naturaleza de la información actual. (más…)

Desde Scoop.itNews Media
Cuando a Jeff Jarvis le fue diagnosticado un cáncer de próstata y de pene, no se le ocurrió otra cosa que contarlo abiertamente en su blog. Sí, ¿por qué no?, pensó. Por qué no reflejar aquello que le estaba ocurriendo, por qué no compartirlo con sus seguidores en buzzmachine.com, su bitácora, una de las más demoledoras con los grandes grupos de comunicación, con los resistentes al cambio, con los “dinosaurios” de la era impresa. El 10 de agosto de 2009 lo contó. Como cuenta él las cosas, sin pelos en la lengua.

La cuestión de la privacidad es uno de sus nuevos caballos de batalla. Considera que los que agitan el fantasma de la pérdida de privacidad limitan las posibilidades de crear comunidad en la Red. “La privacidad es como una especie de paraguas que usamos ahora para esconder nuestros miedos a las nuevas tecnologías”, espeta, erguido en la butaca de su despacho en la City University de Nueva York (CUNY).

Pregunta. El bloguero Mark Dery le acusó entonces de compartir demasiado en la Red por hablar tan abiertamente de su enfermedad.

Respuesta. Sí, es la única persona que me ha criticado por hablar abiertamente de mi cáncer de próstata y de pene. Esa noción de compartir demasiado es una crítica. Viene a decir que no quiere saber eso de mí: “Compartiste demasiado”. La respuesta es fácil: “No me leas”. Lo que le pasa es que Dery tiene una visión mediática. La gente de los medios vemos Internet como si fuera un medio; esperamos que actúe como un medio: producido, editado, pulido, limpio, controlado. Pero Internet no es un medio; es un sitio. Internet es sociedad, un espacio donde nos conectamos con los demás; con información, con acciones, con transacciones. Hay gente buena, gente mala, gente inteligente, gente estúpida. Internet es vida, la vida es desordenada, y así es Internet, desordenado. Y eso es lo que gente como Dery no puede entender ni soportar. Ven una página como si fuera la de una revista, y no lo es; no tiene nada que ver. Es también el problema de los grupos de comunicación: siguen creyendo que Internet debería operar como su industria. No. El control de Internet lo tiene la gente, es de la gente. Ahí somos invitados, y si no añadimos valor, sobramos. (más…)